Todos los viernes, el diseñador Freelance Charlie Layton coge su rotulador y empieza a dibujar. Hasta este punto todo parece normal, pero lejos de sentarse en su escritorio, delante de un lienzo o de una hoja de papel, este diseñador afincado en Philadelphia comienza a plasmar un nuevo diseño sobre la puerta de su frigorífico , el cual se asemeja bastante a una de esas pizarras que luego se pueden borrar fácilmente.

Todo comenzó cuando un día se le ocurrió esta idea y tras colgar el primer diseño en Facebook, este tuvo un éxito grandísimo por lo que decidió crear un diseño diferente todas las semanas, cual va subiendo a su pagina de Facebook y cuenta a con numerosos fans.

Mientras unos nos conformamos con los clásicos imanes y postales que los amigos nos envían desde el extranjero otros deciden llevar el diseño de sus frigorífico mas allá y compartirlo con los demas mortales :D

!! Feliz martes a todos !!